BLOG

| Publicado:

Maneras de medir la presión arterial

La Revista Española de Cardióloga se hizo eco, en su edición de junio de 2016,  de algunos de los resultados del estudio Di@abet.es. Este estudio se diseñó para ahondar en los factores de riesgo cardiovasculares de la población adulta española. El estudio analiza una muestra representativa de la población española de 5.048 adultos. Tras el análisis se concluye que el 42,6% de la población es hipertensa, encontrándose una prevalencia más elevada en hombres que en mujeres. Las previsiones para el futuro auguran que esta patología seguirá en crecimiento, por lo que las políticas sanitarias están incidiendo en la Prevención y Promoción de la Salud a la hora de establecer estilos de vida saludables a nivel cardiovascular, tanto es así que incluso las Naciones Unidas se han propuesto reducir la cifra de hipertensos para el 2025.

Realizar mediciones de la presión arterial es una manera no invasiva, barata y muy eficaz para prevenir esta patología. Para medir la presión arterial se suele utilizar la arteria braquial y se puede emplear bien el método auscultatorio o bien el oscilométrico. El método auscultatorio, también conocido como método clásico, o método de Riva Rocci-Korotkoff es el que se ayuda de un fonendoscopio para escuchar los sonidos en la arteria braquial, mientras que en el método oscilométrico la medición se realiza automáticamente y los valores de la presión arterial se calculan mediante un algoritmo.

Tal y como refleja el estudio publicado en 2008 en la revista Enfermería Global y realizado por un grupo de profesionales de enfermería en un hospital valenciano ambos métodos son correctos y fiables. Si bien es cierto que los dos métodos se pueden utilizar, los profesionales de la salud suelen emplear el clásico, especialmente en pacientes con hipertensión arterial y sospecha de arritmia, ya que se pueden detectar de forma más precisa alteraciones en el patrón normal de los sonidos de Korotkoff. De este modo, la elección de un método u otro variará en función del tipo de paciente al que se la va a realizar la medición de este signo vital.

¿Cómo podemos identificar a un paciente que necesite de la medición de Korotkoff?

A priori hay unas características muy especificas para este tipo de paciente:

  • Tiene hipertensión moderada o severa. Con lo cual el médico seguramente le solicitará llevar un control para evitar otras alteraciones. De este modo, requiere de un seguimiento diario o regular para controlar la tensión.
  • Se medica para bajar su tensión con medicamentos anti-hipertensivos o anti-arrítmicos.
  • Tiende a tener arritmias, especialmente, fibrilación auricular.

Para realizar seguimientos es muy recomendable utilizar el método de Riva Rocci-Korotkoff, ya que es fácil de realizar y cómodo.