BLOG

| Publicado:

Drogas ilegales, un problema aún muy presente en España

Aunque en ocasiones el abuso de drogas se asocia con la marginalidad o ciertos ambientes sociales, las estadísticas oficiales arrojan resultados muy alarmantes: más de 30 Millones de personas en España han consumido alguna droga de forma habitual o esporádica.

Es difícil contabilizar el total de afectados por las drogas, ya que muchas veces se enmascara este problema con otros (enfermedades mentales, marginación social, etc.). El dato de muertes por sobredosis, en cambio es más claro: en 2017, el último año del que se han publicado registros, 483 personas fallecieron en España a causa de una sobredosis. Los opiáceos, seguidos de la cocaína, fueron la principal causa de estas defunciones. En 9 de cada 10 casos se detectó más de una sustancia, por lo que parece que el policonsumo puede ser un problema añadido al abuso de drogas ilegales de por sí.

Además, 105 diagnósticos de VIH se atribuyeron de forma directa al uso de drogas inyectables.

Tipos de drogas en España más consumidas

Las benzodiacepinas o “hipnosedantes” y los opiáceos se consideran las drogas psicoactivas más consumidas, aunque en la mayor parte de los casos se trata de medicinas prescritas por un médico. Sin embargo, se calcula que un 1,3% de la población abusa de ellas, pues las consumen sin receta.

El cannabis es la droga ilegal más común, especialmente entre los adolescentes y los adultos menores de 35 años. El 18% de los adultos lo ha consumido en el último año y 3 de cada 10 estudiantes de entre 14 y 18 años admite haberlo consumido alguna vez.

Al cannabis le siguen en frecuencia el consumo de cocaína y de MDMA. El 2,8% de los adultos admite haber consumido cocaína en el último año, porcentaje que se reduce a la mitad (1,2%) cuando se pregunta sobre el MDMA. Las anfetaminasson la cuarta droga más consumida, concretamente por un 0,9% de los adultos en el último año.

Excepto el cannabis, todos estos tipos de drogas tienen una temporalidad marcada de consumo, que se concentra en los fines de semana.

No obstante, la droga que más estragos causa en España, aunque su frecuencia de abuso es muy baja (del 0,1%), es la heroína. De hecho, la heroína es la sustancia que más ingresos para tratamiento médico provoca.

¿Cuál es el perfil del consumidor de drogas?

El perfil del afectado por las drogas es claramente masculino. En 2017, 1 de cada 100 adultos de entre 15 y 64 años informaron haber consumido nuevas sustancias psicoactivas, la mayoría de ellos hombres jóvenes que ya consumían ya otras drogas.

Si se analizan los datos de fallecidos por sobredosis, el perfil varía ligeramente. Siguen siendo hombres en su mayoría (en un 83% de los casos es así), pero se sitúan mayoritariamente en la década de los 40 (aproximadamente el 40% de los casos totales).

Merece una mención especial el abuso de drogas por benzodiacepinas y analgésicos opiáceos. Se trata del único abuso ilegal de sustancias en el que las consumidoras principales son mujeres.

¿Qué se puede hacer contra la drogadicción?

Dentro del Programa Nacional de Drogas, los programas de prevención contra la drogadicción que se llevan a cabo en España se centran principalmente en los jóvenes, con el objetivo de prevenir el inicio del consumo de sustancias psicoactivas. Muchas de las medidas son educacionales, y se centran también en el desarrollo de alternativas de ocio saludables para adolescentes y jóvenes.

Sin embargo, una vez se ha instaurado el consumo de drogas, y especialmente en los adultos, es el propio afectado el que debe dar el primer paso para obtener atención especializada que le permita salir de esta situación. A menudo, el apoyo familiar es determinante. Cada año, se admiten a tratamiento alrededor de 50 000 personas adictas.

El rol de la farmacia

La farmacia puede ser un importante centro de prevención de abuso de las sustancias psicoactivas. Es indispensable realizar un adecuado asesoramiento al dispensar medicamentos como las benzodiacepinas o los opioides, que pueden conducir a un mal uso, abuso o, incluso, a que sirvan como vía de entrada para el consumo de drogas ilegales. En el caso de detectar un posible abuso, es recomendable aconsejar al cliente que acuda a su médico para revisar la medicación o buscar medidas farmacológicas que se adapten más a sus necesidades.

Asimismo, la farmacia puede administrar test de drogas de detección rápida en la orina, útiles para averiguar si hay indicios de consumo de anfetaminas, benzodiacepinas, cocaína, marihuana, metadona y opiáceos.

Fuentes:

  • Informe sobre drogas 2019 [Internet]. Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías y Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Disponible en: http://www.pnsd.mscbs.gob.es/delegacionGobiernoPNSD/relacionesInternacionales/unionEur opea/docs/20190725_InformeDrogasEspana2019_EMCDDA_DGPNSD.pdf
  • Informe EDADES 2017-2018 [Internet]. Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas. Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Disponible en: http://www.pnsd.mscbs.gob.es/profesionales/sistemasInformacion/sistemaInformacion/pdf/E DADES_2017_Informe.pdf