BLOG

| Publicado:

¿Lo sabes todo sobre la fiebre en los bebés? Ante las siguientes preguntas, ¿qué responderías?

  • Si un lactante de menos de 3 meses presenta fiebre, ¿siempre debemos acudir a urgencias?
  • ¿Se debe alternar el paracetamol y el ibuprofeno para tratar la fiebre en niños?
  • ¿Se deben recomendar los baños, paños fríos o con hielo para bajar la fiebre?

En el siguiente artículo te hablamos de algunos mitos y cuestiones en las que incluso los profesionales sanitarios dudan a veces. ¡Seguro que más de un dato te sorprenderá!

Te retamos a que respondas las preguntas de arriba de nuevo, cuando acabes de leer: ¿ha cambiado alguna de tus respuestas?

Causas de fiebre en bebés

La mayor parte de las veces, la fiebre en bebés y niños pequeños se debe a infecciones leves que no requieren más tratamiento que la espera y las medidas de confort. No obstante, también hay otras razones por las que puede aumentar la temperatura corporal de un bebé pequeño:

  • Exceso de abrigo, o estar en una estancia muy calurosa. Los bebés de pocos meses pueden tener problemas para regular su temperatura corporal, por lo que hay que tener en cuenta este factor.
  • Erupción de los dientes. Aunque no es frecuente, en ocasiones la salida de los primeros dientes puede elevar ligeramente la temperatura corporal del bebé.
  • Tras una vacuna. En ocasiones aparece fiebre leve, que por lo general no requiere tratamiento.
  • Infecciones bacterianas en orina, sistema respiratorio y otros. Es importante descartarlas, especialmente en bebés recién nacidos.
  • Infecciones víricas. Aunque son muy comunes y casi siempre benignas, ante otros signos de alarma más allá de la fiebre, se deben estudiar.

Medición de la temperatura en bebés

Se considera fiebre a partir de 38ºC cuando la temperatura se mide en el recto, o bien 37,5ºC si se mide en la superficie de la piel.

Tradicionalmente, se han utilizado termómetros que debían colocarse en contacto estrecho con la piel del paciente para poder tomar la temperatura correctamente.

Aunque esta opción es válida, el valor obtenido puede no ser preciso a causa del modo en que se utilice el termómetro. No obstante, el desarrollo de la tecnología de infrarrojos permite el uso de termómetros precisos, rápidos y cómodos y que, sin embargo, por el hecho de realizar la medición de un modo diferente, causan reticencias en muchas personas.

Thermoval® baby es un termómetro de infrarrojos que permite tomar la temperatura de un bebé de forma precisa en pocos segundos, sin tocarle, incluso mientras está dormido.

Otra opción adecuada para toda la familia es Veroval® Duo Scan. Este termómetro de infrarrojos permite medir la temperatura de niños y adultos en la frente y el oído, en este último caso en tan solo un segundo. Puedes ver cómo funciona en este vídeo.

Tratamiento de la fiebre en lactantes

Los bebés de más de 6 meses pueden ser medicados con antipiréticos (ibuprofeno y paracetamol) especialmente formulados para ellos, y siempre respetando las indicaciones y posología del fabricante. Por otro lado, el paracetamol se puede dar en bebés menores de 6 meses si es necesario, y en menores de 3 meses solo bajo prescripción pediátrica.

Las recomendaciones de las asociaciones pediátricas han variado en los últimos años, por lo que todavía muchas personas conservan falsas creencias acerca de cómo se debe tratar de forma adecuada la fiebre en bebés y niños:

  • En contra de la creencia popular, el paracetamol y el ibuprofeno no deben alternarse ni darse de forma conjunta para el tratamiento de la fiebre, ya que puede originar confusiones y que el bebé acabe por recibir una dosis mayor de la recomendada, o bien aparecer más efectos adversos.

Habitualmente, estos fármacos son por sí solos eficaces siguiendo una única pauta posológica:

  • Paracetamol para 4 o 6 horas.
  • Ibuprofeno cada 6 u 8 horas.
  • No se recomienda tratar la fiebre baja o moderada en niños si ésta no se acompaña de malestar.
  • No se recomienda el uso de baños, paños fríos, friegas de alcohol o hielo para bajar la fiebre, ya que podría ser contraproducente.
  • Lo más importante a tener en cuenta cuando hay fiebre: la hidratación. Beber líquidos a menudo, también en lactantes, es fundamental para evitar la complicación más frecuente de la fiebre, la deshidratación.

Cuándo derivar al médico ante la fiebre en un bebé

  • Siempre en lactantes menores de 3 meses.
  • Si el bebé tiene alguna enfermedad crónica grave, como una cardiopatía o inmunodeficiencias.
  • Siempre que haya fiebre superior a 40º de forma mantenida.
  • Si un bebé (menor de 2 años) tiene fiebre durante más de 24-48 horas.
  • Si está muy decaído aunque le demos medicación, llora con insistencia o está irritable.
  • Si no bebe ni toma otros alimentos líquidos.
  • Si hay signos de deshidratación, como ausencia o escasez de orina, color oscuro en la orina o ausencia de lágrimas aunque llore.
  • Si aparecen manchas en la piel, como manchitas color vino, sarpullidos o hematomas.
  • Si la fiebre viene acompañada de otros síntomas que puedan ser preocupantes, como rigidez, dolor, diarreas, dificultad respiratoria, somnolencia, aletargamiento, convulsiones…

 

 

Fuentes: